˟

De cafetería a capilla

Siembra, siembra en todas partes,
incluso en la roca.
Nunca sabes qué puede surgir.

Padre Sofronio de Essex


Cuando cada vida importa, ¿cómo puede la Iglesia proclamar la buena nueva de Jesucristo donde verdaderamente hace falta - allí donde está la gente? ¿cómo puede llegar a la generación emergente?  Mientras que este valioso trabajo de luchas sigue con las anteriores preguntas, quizás mientras tanto una mera presencia puede valer la pena. La parroquia Santa Teofanía de Colorado ha creado esa presencia transformando una estructura desechada en un imponente lugar de oración que puede ser llevado a las personas que de ninguna otra manera van la la Iglesia Ortodoxa.


En las montañas cerca de Colorado Spring, a un pequeño kiosco de café sobre ruedas le había llegado su final como tienda de café y estaba a la venta en el lado de la carretera. El Padre Anthony Karbo de la parroquia Santa Teofanía se enteró de que era de ocho caras, hecho de madera y de que el techo estaba cubierto de cobre. Le recordó las capillas que existen al lado de la carretera en Grecia, y en ese momento se imaginó una nueva vida para ese kiosco. El sacerdote buscó ayuda de Silouan Alberts y el artista Michael Greer, de los Estudios Greer. Juntos derribaron de tienda de cafe and después de un duro trabajo, revelaron la capilla Ortodoxa mobil.   


La idea de estar presentes en las reuniones públicas donde la Ortodoxia podría ser un exótico misterio para la mayoría de los viandantes, llevó a la creación de esta “pequeña casa” y templo Ortodoxo sobre ruedas. La capilla debutó por primera vez en público la semana del Día del Memorial de 2017, y era una atracción para los ciudadanos. Sacerdotes y fieles de la parroquia Santa Teofanía estaban entre una gran multitud de visitantes de la feria “Día del Territorio” para interactuar con las personas y resolver preguntas. El dibujo visual de la reluciente cúpula de oro se estableció en la mitad de la Avenida de Colorado y podía verse desde unas cuantas cuadras.  


Un sin fin de veces se repetía la invitación “¡Estás invitado a entrar en el interior y echar un vistazo!”. Entrar en el interior era para todas las personas de todas las edades una experiencia de Dios en un lugar sagrado ortodoxo. Los niños, con su curiosidad y audacia, corrían subiendo las escaleras, siendo reminiscencia de la Entrada de la Theotokos en el Templo hace siglos. Los adultos tenían más dudas a la hora de entrar. En el interior, los visitantes podían venerar los iconos y encender una vela. Muchos estaban contentos de la simple experiencia de estar envueltos en el silencio mientras disfrutaban del agradable aroma del incienso y de la tenue música que había de fondo. Muchos se paraban a hablar. Algunos hacían preguntas. Varios  comentaban el excelente trabajo. Aunque nunca sabremos el impacto espiritual, la apariencia inaugural de la capilla móvil en el centro de la ciudad pareció ser de gran éxito. Que continúe brillando su luz para la fe, la reverencia, y el temor de Dios por muchos años.




Artículo original: http://dowoca.org/news_170601_1.html


¡Suscribase a nuestras noticias para No perder lo más Curioso!


Elija productos artesanos y respalde las obras de caridad
TODO beneficio de las ventas se dirige al apostolado del convento de Santa Elisabeta


CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Labels